“Transfiguració de la nau” – Xavi Bové

La Catedral de Girona cumple 600 años y por eso el artista visual Xavi Bové ha diseñado y dirige un show inmersivo de luz y música a tiempo real en el interior de la catedral. Los próximos viernes 21, sábado 22 y domingo 23 de julio, una coreografía de luces se moverá al ritmo marcado por la música, compuesta especialmente para este show. El resultado será un efecto hipnótico en los espectadores. Música minimalista y contemporánea. Una fusión de sonidos electrónicos sincrónicos con las luces, el sonido del órgano, el dramatismo de la cuerdas de los violines, las violas y los violonchelos y, también, el minimalismo del piano.

El sistema de control de luces a tiempo real es cosa de Onionlab. La idea es que se modulen distintas sensaciones lo largo del show bajo las directrices de Xavi Bové. El baile de luces se recreará en los detalles arquitectónicos del espacio y podrá verse desde el exterior, a través del rosetón de la puerta gótica y la zona de la torre, siendo visible así para toda la ciudad.

En cuanto a la parte técnica, el espectáculo se basa en un software de gestión de entornos 3D combinado con un software de control audiovisual y plug-ins programados para el proyecto. 60 proyectores de luz que seguirán un sistema de memorias preprogramadas y además será audioreactivo. Un especialista irá tirando variaciones en directo al ritmo del director de orquesta.

Ficha técnica:
Dirección: Xavi Bové
Diseño lumínico y creativo: Onionlab
Composición musical: Zinkman
Orquesta: GIOrquestra
Organista: Pau Riuró

Xavi Bové (Lleida 1978) es compositor visual, director artístico y docente. Realizaciones de música en directo, visuales, piezas de videoarte y artes escénicas son los campos en los que juega el videoartista catalán, que en los últimos años se ha centrado en el mapping y los proyectos de luz, convirtióndose en un especialista y obteniendo varios premios. Director del FIMG, Festival Internacional de Mapping de Girona en las ediciones 2015 y 2016. De sus últimos proyectos destaca Moviments Granados, sobre la fachada de La Pedrera de Gaudí en Barcelona.