Scent Drops en el “Grand Museé du Parfume” de París

Scent Drops es una instalación interactiva creada para el “Grand Museé du Parfume” en Paris y dedicada a los 25 ingredientes más usados para la elaboración de perfumes. Sus creadores son Harvey & John, un estudio fascinado por reinventar objetos cotidianos y experimentar con ideas abstractas para desarrollar innovaciones prácticas que sorprendan e inspiren. Proyectos amigables e interactivos, inspirados en la naturaleza y optimizados mediante las nuevas tecnologías. La empresa se fundó en 2011 y es el resultado de la asociación de dos amigos de toda la vida, Richard Harvey y Keivor John. Actualmente son un equipo de inventores, diseñadores, artistas e ingenieros que trabajan desde Brighton para empresas, eventos o particulares y, a veces, solo por diversión.

Scent Drops se inspira en la forma líquida del perfume y en el sonido y las sensaciones del mar y la lluvia. Una provocación al oído y al olfato. Cada una de las gotas blancas está creada de corian que permite un diseño suave y de curvas finas. La base de la gota, alberga una pieza extraible llamada orbe, es de cobre y contiene una flor negra que guía la nariz y amplifica el sonido. Para seleccionar el idioma simplemente hay que girar el orbe, levantar la base y oler la fragancia. El orbe sabrá cuál es la lengua materna del receptor y le hablará en ese idioma sobre el mundo del perfume.

Cómo funciona
Las gotas blancas de corian permiten la transferencia de energía. En esta instalación se ha evitado el uso de pantallas para integrar la tecnología de una manera más orgánica. Al girar el orbe, un girocompás y un acelerómetro detectan el movimiento y las señales infrarrojas se intercambian entre el orbe y la base indicándole en qué idioma comunicarse. A continuación, la base ilumina el código del lenguaje de dos letras. Entonces, una válvula se abre y un pequeño ventilador envía el aire a dentro de la esfera y es en ese momento cuando empieza a sonar.